Jesús sana a un ciego en Jericó – Lucas (18, 35-43)

Jesús sana a un ciego en Jericó

Lectura del santo evangelio según san Lucas (18, 35-43)

“En aquel tiempo cuando ya se encontraba Jesús cerca de Jericó, un ciego que estaba sentado junto al camino pidiendo limosna, al oir que pasaba mucha gente, preguntó qué sucedía.

Le dijeron que Jesús de Nazaret pasaba por allí, y él gritó:

  • ¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mi!

Los que iban delante lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más todavía:

Jesus sana un ciego

  • ¡Hijo de David, ten compasión de mi!

Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran. Cuando lo tuvo cerca, le preguntó:

  • ¿Qué quieres que haga por ti?

El ciego contesto:

  • Señor, quiero recobrar la vista.

Jesús le dijo:

  • ¡Recóbrala! Por tu fe has sido sanado.

En aquel mismo momento el ciego recobró la vista, y siguió a Jesús alabando a Dios. Y toda la gente que vio esto, también alababa a Dios”

También te puede interesar Salmos Libro poético de la Biblia 

Palabra de Dios

En mi reflexión, hoy, inicio de semana, este evangelio nos dice que reflexionemos y preguntemos a Jesús ‘¿Qué puedo hacer yo por ti?’

Asimismo esta parábola nos enseña que hay que tener fe, la fe verdadera es la que nos hará ver a Dios!

Deja un comentario